Cuida tu tarjeta del SKIMMING!

Nunca están de más las precauciones.

Los estafadores no descansan y siempre buscan formas para engañar a las personas, aún en tiempo de contingencia. Por esta razón, siempre es importante contar con información sobre las diferentes formas de estafas, tanto las nuevas como las clásicas. Una de ellas es el skimming.
Se denomina skimming al robo de información de tarjetas utilizadas durante alguna transacción, con la finalidad de reproducir o clonar la tarjeta de crédito o débito para su posterior uso fraudulento.


Si nunca habías escuchado sobre la clonación de tarjetas debes saber que es un tipo de fraude muy común, que consiste en el copiado de la banda magnética de una tarjeta.
En este artículo te daremos detalles sobre este tipo de fraude, para que tomes tus precauciones.
Para robar tu información utilizan una maquina de escaneo llamada skimmer de bolsillo, el cual se coloca en la ranura del cajero automático, en donde insertas tu tarjeta. Una vez dentro, esta maquina leerá la banda magnética de la misma, para obtener el número del plástico, fecha de expedición, nombre del titular y número de seguridad. Esta es una de las formas de clonación más rápidas y también puede ocurrir en tiendas comerciales.

¿Cómo te puedes dar cuenta si clonaron tu tarjeta?
Si de repente te quedaste sin fondos en tu cuenta o notaste una baja en tu saldo, seguramente sufriste una clonación en tu tarjeta. Por esta razón es importante revisar constantemente el estado de tu cuenta, sobre todo, si utilizaste tu tarjeta en muchos lugares. Ten en mente las últimas compras que hayas realizado y el saldo promedio, de esta forma será más fácil detectar operaciones no reconocidas.
Para ello puedes utilizar los sistemas de seguridad que ofrecen los Bancos y estar al tanto de los movimientos en tu cuenta. También puedes hacer uso de las alertas bancarias, que ayudan a verificar los movimientos realizados en el cajero automático, internet o teléfono.

¿Qué hago si clonan mi tarjeta?
Si detectaste una operación no reconocida y has descartado las posibles confusiones, sigue los siguientes pasos:

  1. Comunícate inmediatamente a la línea de emergencia de tu Banco y solicita la cancelación de tu tarjeta, de esta forma evitarás que sigan realizando cargos a tu cuenta.
  2. En dicha llamada, presenta tu queja y reporta todos los cargos no reconocidos.
  3. Procura recordar todos los detalles, como la fecha, hora y lugar donde usaste tu tarjeta por ultima vez, al igual que el saldo con el que contabas. Con dicha información, el Banco comenzará una investigación y en un plazo aproximado de 45 días naturales recibirás una resolución.
  4. En caso de extravío o robo de pertenencias (entre ellas tu tarjeta) también deberás levantar un reporte en el Ministerio Público.

¿Y qué pasa con mi dinero?
Si fuiste víctima de una clonación de tarjeta, ¡calma! Las instituciones financieras se encuentran obligadas a devolverte el monto de los cargos no reconocidos dentro de los cuatro días siguientes a tu reporte. Cabe mencionar que no se cumplirá la reparación del daño si tu institución comprueba que las compras se realizaron con tu autorización.
Si la clonación fue en una tarjeta de crédito, tu Banco automáticamente te hará un abono provisional por el total de los cargos no reconocidos; pero si realizaron este fraude en una tarjeta de débito, tendrás que esperar hasta que te den respuesta sobre la investigación. Si se resuelve a tu favor, te reembolsaran todo a tu cuenta.
En cualquiera de los dos casos, si tu institución no cumple con el plazo acordado para darte el resultado de la investigación o su respuesta es negativa, puedes acudir a las Unidades de Atención a Usuarios de la CONDUSEF, para solicitar asesoría.

¡No seas víctima del skimming!
Sigue estos consejos a la hora de pagar o hacer uso de los cajeros automáticos:

  • Cuando utilices un cajero automático, siempre revisa que la ranura en donde se inserta la tarjeta no tenga algún objeto sospechoso, también revisa la ranura donde sale el dinero. En caso de que notes algo raro, opta por no usarlo y repórtalo.
  • A la hora de realizar alguna operación en el cajero, evita pedir ayuda de personas que no conozcas.
  • Mueve el teclado del cajero antes de empezar a usarlo, y comprueba que no esté sobrepuesto, ya que de esta forma podrían robarte tu NIP.
  • Si eres una persona adulta mayor y no estás acostumbrado o acostumbrada a usar el cajero, pídele a alguien de tu confianza que te acompañe.
  • Siempre procura ir a cajeros automáticos concurridos, ya sea en plazas comerciales o calles transitadas, así podrás evitar la posibilidad de sufrir un asalto.
  • A la hora de ingresar tu NIP es importante que procures ocultarlo, ya que las personas a tu alrededor pueden memorizarlo.
  • En el caso de comercios como restaurantes, tiendas y gasolineras, exige que los cargos a tu tarjeta los hagan frente a ti, con terminales móviles. Esto ayudará a reducir el riesgo de que clonen tu tarjeta colocando otro plástico arriba del lector de la terminal.
  • Observa que las terminales no tengan algún aparato añadido, así podrás detectar si tiene un duplicador de bandas magnéticas.
  • Recuerda que las instituciones financieras nunca solicitan tus datos por correo telefónico, mensaje o llamada, solo en sucursales bancarias.

https://revistadesa.condusef.gob.mx/wp-content/uploads/2020/09/247_clonar.pdf