Los grandes desafíos de la juventud

Realidades y estrategias financieras para tu primer empleo.

¡Hola, Gen Z! Si recién egresaste de la universidad y estás listo para la búsqueda de tu primer empleo, este artículo está diseñado especialmente para ti. Entendemos que la presión para encontrar el trabajo ideal puede ser abrumadora, pero queremos asegurarte que esta experiencia también te proporcionará valiosas enseñanzas para tu desarrollo personal.

Antes de adentrarnos en el tema, echemos un vistazo a las condiciones laborales actuales para las y los jóvenes en nuestro país. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de 2023, hasta el año pasado se tenía un registro de 24 millones de jóvenes de entre 18 y 29 años en México, de éstos, únicamente el 60% dijo tener un empleo.

Dentro de los trabajos que mencionaron, se encuentran principalmente aquellos que están en sectores de servicios y comercio, con un ingreso promedio mensual de 7 mil 870 pesos.

¿En qué trabajan las y los jóvenes?

Como podrás darte cuenta, es evidente la brecha de género en el mercado laboral. Y aunque se han tenido avances importantes en esta materia, las mujeres todavía enfrentan dificultades para conseguir empleos bien remunerados y con condiciones justas.

Aunado a la dificultad de encontrar una fuente formal de ingresos competitivos con condiciones dignas, se les presenta otro desafío: que su trabajo esté acorde con sus estudios y que les permita atender responsabilidades familiares.
Lo anterior no solo resulta abrumador para cualquier persona, también genera un desánimo para continuar con la búsqueda del mejor empleo.

¿Qué debes considerar?

Sabemos que son muchos los desafíos laborales para las y los jóvenes, sin embargo, también existen algunas otras oportunidades para crecer personal y profesionalmente. Lo importante aquí, es aprovechar cualquier oportunidad al máximo y para ello se requiere de herramientas y habilidades especificas.

Si bien el ingreso económico es importante, no es el único factor determinante para la estabilidad financiera, la gestión responsable de los recursos es igualmente crucial. Ganar mucho dinero no garantiza una seguridad financiera a largo plazo si no se administra adecuadamente.

Por lo anterior, encontramos que la Educación Financiera desempeña un papel fundamental en este sentido. Desarrollar hábitos financieros saludables en cualquier momento de la vida puede marcar la diferencia entre la prosperidad y la inestabilidad económica.

Prepárate para la batalla.

La búsqueda de empleo es un proceso y requiere de un tiempo para que se pueda consolidar. Por ello es necesario tener paciencia y mantener la confianza en ti mismo. A continuación, te compartiremos 5 estrategias efectivas que te ayudarán a abrirte paso en el mundo laboral.

  1. Pule tu carta de presentación:
    Elabora un Curriculum Vitae (CV) donde destaques tus habilidades, experiencia y estudios. Que sea breve, claro y atractivo. Además, practica para la entrevista de trabajo. Investiga sobre la empresa y prepárate para responder preguntas comunes. No olvides mostrarte positivo, entusiasta y con ganas de aprender. ¡La primera impresión cuenta!
  2. Ve más allá:
    Si te encuentras en el periodo donde ya no eres estudiante pero tampoco empleado, usa tu tiempo para capacitarte, gracias al fácil acceso a internet, busca cursos, talleres o diplomados que te ayuden a mejorar tus habilidades y conocimientos.
  3. Agota todas tus opciones:
    Acércate a asociaciones o empresas que brindan apoyo y asesoría durante la búsqueda de empleo, suelen ser una gran herramienta para quienes lo requieren.
  4. ¿Ya te cansaste de buscar?
    Si es así, no te estreses ni te cierres a nuevos campos. En la actualidad es muy común escuchar que las personas prefieren emprender a ser parte de una nómina. Si tienes ideas y ganas, ¡lánzate! Emprender tu propio negocio puede ser una gran opción.
  5. Domina tus finanzas:
    Aunque sabemos que tu principal interés es un salario, es importante que te prepares financieramente antes de tenerlo. Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las y los jóvenes en su primer empleo es verse inundados por la emoción y querer gastar sin medida. Aprende a gestionar tu dinero, define prioridades y destina una parte al ahorro.

CONDUTIP

Tener un empleo es un gran paso en tu camino hacia la independencia financiera, solo recuerda que no es el final del camino. Una gran recomendación para seguir creciendo es establecer metas. Una definición de meta es: un resultado deseado que pretendes lograr, es algo que te propones y que te motiva a tomar medidas y trabajar para lograrlo.

Tipos de metas:

  • Corto plazo: son aquellas que puedes alcanzar en un periodo de tiempo breve, como comprar un libro o ahorrar para una salida con amigos. Estas metas te ayudarán a mantenerte motivado y a empezar a ver resultados rápidamente.
  • Mediano plazo: son las que puedes alcanzar en un periodo de tiempo mayor, como comprar un celular o una computadora. Estas metas te ayudarán a planificar tu futuro y a construir una base financiera sólida.
  • Largo plazo: estas requieren un periodo de tiempo más largo, algunos ejemplos son: comprar una casa o un auto. Estas metas te motivarán a ahorrar una cantidad mayor de dinero y te ayudarán a alcanzar tus sueños más grandes.

Recuerda, una meta debe ser…

  • Concreta: tienes que definir exactamente qué quieres lograr.
  • Medible: debes conocer el tiempo que requieres para tener eso que deseas.
  • Realista: tu meta debe ser alcanzable en función de tu tiempo, esfuerzo y recursos disponibles.

https://revista.condusef.gob.mx/wp-content/uploads/2024/05/juventud_290.pdf